sábado, 21 de marzo de 2015

Siete villas (Salida en grupo).

Todo empezó mas o menos en el mes de enero cuando en una de esas charlas que se hacen cuando vas llameando, nos empezamos a preguntar por que no hacíamos una quedada con toda aquella gente que por una u otra razón no coincide en las salidas.

Manos a la obra. Primera de las preguntas. ¿por donde la hacemos?. Tiene que ser algo sencillo (no todos llevamos el mismo nivel) pero tiene que ser algo bonito. También tenia que ser en un sitio céntrico (no la vamos a realizar en la otra punta de Cantabria.

¿Y si la hacemos por el sendero de la costa de Langre?. Es facil, es MTB y es bonito. Pues, manos a la obra.

Cogemos alguno de los ficheros que tenemos en el ordenador y empezamos a enlazar tracks. El punto de partida, el embarcadero de Somo.

Desde este punto vamos a ir por Suesa, previo paso por el convento de las Trinitarias. Ascendemos poco a poco hasta la ermita del Carmen y seguimos hasta Carriazo.

El día no acompaña, pues aunque no llueve, la niebla no deja ver los paisajes.


Nos acercamos al punto de ascenso de nuestra ruta, pero antes tenemos que pasar por Galizano. Bordeamos el antiguo molino de Galizano (ahora en ruinas) y comenzamos nuestra subida. Son apenas 130 metros que se hacen en un momento.

Por fin llegamos al punto mas alto de la ruta que es la ermita de San Pantaleon. Desde este punto, todo es bajada, sendero y barro, mucho mucho barro. Hacemos lo imposible para mantener nuestras bicis en la rodada, pues aunque frenas, derrapas a la mínima, pero en contraprestación nos lo estamos pasando de lo lindo.

Paramos en la cueva de Cucabrera para repostar (comer un poco) y admirar los paisajes de la costa. Repuestos, seguimos ruta.

Bordeamos la playa de Galizano y empezamos todo el sendero de la costa hasta Loredo. Lo estemos disfrutando a tope, pues la amenazante lluvia nos sigue respetando.

Así poco a poco llegamos a Loredo. Bordeamos el camping y pasamos por las pasarelas que hay en la playa. Subimos hasta la Iglesia de nuestra señora de Latas y solo nos queda el descenso hasta Somo. 

Las ultimas pedaladas las damos por el paseo de Somo hasta llegar a nuestro punto de salida en las proximidades del embarcadero.

Miramos nuestras bicis y viendo la cantidad de barro que llevan acumulada nos damos cuenta que nos lo hemos pasado "como los indios".


En fin que la RUTA la tenéis colgada como siempre en el enlace y tendremos que preparar otra para mas adelante.

1 comentario :

PACO PALOMINO dijo...

Pues me gustaría ir a una de esas, de las fáciles, en la próxima ocasión. Pero sin barro, please. Un abrazo.